Educaweb

Un cambio de empleo para redirigir tu carrera profesional

04/30/15 Beneficios del trabajo

Todo trabajador se plantea en algún momento un cambio de empleo, dar un giro a su carrera profesional para sentirse más realizado. Sin embargo, pocos son los que de verdad se lo plantean. A menudo, la seguridad y comodidad de un trabajo conocido frena la iniciativa del cambio de empleo.

Si quieres un cambio de empleo, pon fecha en tu agenda para iniciar la búsqueda.

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos esta guía que puedes descargarte de forma gratuita:

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre los beneficios de un trabajo a tu medida

Conseguir la carrera profesional que queremos solo depende de uno mismo. Es cierto que la situación general del mercado laboral, las cargas personales y otra serie de circunstancias también influyen a la hora de tomar una decisión sobre un cambio de empleo, pero siempre se puede hacer algo por alcanzar nuestras metas.

Esa oportunidad de reorientar nuestra trayectoria profesional puede llegar a través de una oferta que nos hace un conocido o una llamada de un cazatalentos, pero también podemos buscarla nosotros mismos. En cualquier caso, el cambio de empleo debe ser una decisión meditada y bien planificada.

¿Por qué quieres cambiar de empleo?

Uno de los pasos obligatorios para planificar tu carrera es decidir qué quieres. Realizar un ejercicio sincero de reflexión en el que te plantees hacia dónde vas y hasta dónde quieres llegar.

Deberás comenzar por analizar por qué quieres dar un giro a tu carrera, qué aspectos del trabajo que realizas en la actualidad te gustan y te satisfacen y cuáles no tanto. Este ejercicio de introspección no debes hacerlo en los momentos en los que estés enfadado o disgustado por tensiones o problemas en el trabajo. Para que sea efectivo es recomendable que estés relajado y tranquilo para que tus respuestas sean objetivas y válidas.

Una vez que tengas las líneas generales de cómo quieres que sea tu trayectoria profesional, es el momento de comprobar si estás capacitado para ello. Es decir, hacer un repaso de tus conocimientos, habilidades y competencias; centrándote sobre todo en aquellas que necesitarás en el nuevo empleo.

Mejora tu formación

El mercado laboral está en continua evolución e innovación. Si quieres resultar atractivo para las empresas y conseguir el cambio de empleo que deseas deberás permanecer al tanto de las últimas tendencias relacionadas con tu sector.

Por otro lado, también deberás revisar tus competencias y habilidades profesionales teniendo en cuenta hacia dónde quieres enfocarte. Es recomendable que te formes en aquellas que no tengas o en las que debas mejorar. Por ejemplo, si buscas un nuevo empleo en el que tendrás que hacerte cargo de un grupo de profesionales deberás mejorar las habilidades de comunicación, de trabajo en equipo o de toma de decisiones; si tu meta es un puesto orientado al ámbito comercial además de la comunicación, deberás desarrollar tus habilidades de negociación; mientras que si el cambio que buscas está orientado a las relaciones internacionales, el dominio de los idiomas será en lo que debes formarte adecuadamente.

Estrategia para organizar el cambio de empleo

El paso siguiente será planificar una estrategia para propiciar el cambio de trabajo. Como aún ocupas un puesto y tienes unas responsabilidades en tu empresa, no las descuides, continúa desempeñando tus funciones como siempre. También es recomendable no comunicar a nadie de la compañía tu intención de cambiar de empleo.

Tu estrategia, además de contemplar la mejora formativa que puedas necesitar, también tiene que tener un plan de acción que incluya entre otros los siguientes aspectos:

  • Actualiza tu currículum.
  • Elabora una lista de empresas en las que te gustaría trabajar e infórmate sobre ellas.
  • Prepara tu candidatura, una carta de presentación y ensaya una posible entrevista de trabajo.
  • Presenta tu candidatura a tus empresas objetivo. Acude a foros, eventos, firmas de selección o headhunters.
  • Actualiza y amplía tu red de contactos, teniendo en cuenta sobre todo los que te puedan acercar a las organizaciones que te interesan.

Y, por último, una recomendación. Cuando hayas logrado tu meta y puedas realizar el cambio de empleo que buscabas, avisa a tu compañía con la antelación suficiente y propicia una salida amistosa que no te cierre ninguna puerta en el futuro.

Posts relacionados:

Para saber más sobre este tema también puedes descargar nuestra guía gratuita:

Guía gratuita: En busca de la felicidad laboral