Educaweb

Trabajo sin experiencia, o el reto de subirse a un tren en marcha

03/02/15 Desarrollar la carrera profesional
 
Cada año, miles de jóvenes intentan dar el salto al mercado laboral con su formación académica y sus ganas de hacerlo bien como única carta de presentación. Un paso adelante que tiene sus ventajas y al que algunos plantean como alternativa el emprendimiento.
Trabajo sin experiencia 


Si estás interesado en este tema, también te recomendamos esta guía gratuita "Claves para desarrollar la carrera profesional" que puedes descargarte de forma gratuita:

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre cómo desarrollar tu carrera profesional


Ventajas y desventajas del trabajo sin experiencia

Terminar los estudios y enfrentarse al mercado laboral provoca cierto vértigo en muchos jóvenes. El salto es considerable, porque del ritmo previsible de estudios, exámenes y sucesivos cursos se pasa a un escenario completamente nuevo. La estabilidad del periodo de formación poco tiene que ver con el ritmo del mundo empresarial, en el que las cosas cambian rápido. Como si se tratara de subir a un tren en marcha, el aspirante a un trabajo debe ser consciente de que compite con dos rivales. Por una parte, todos los que están su misma situación. Por otra, los que ya están instalados en ese tren que pasa a toda velocidad.

Sin embargo, acceder a un trabajo sin tener experiencia previa es posible. Cada año el mercado laboral abre las puertas a aquellos dispuestos a aventurarse en el mundo empresarial por primera vez.

Ventajas

No tener experiencia supone una oportunidad. Muchas empresas valoran que los candidatos no cuenten con vicios previos, de tal forma que pueden inculcarles desde el primer instante su forma de trabajar y su filosofía laboral. Por otra parte, algunas compañías ofrecen formación propia a sus empleados sin experiencia. En otros casos, las empresas firman un contrato de prácticas o de aprendizaje, para el que solo exigen algunos requisitos académicos, y es después, cuando el empleado ya ha demostrado buena actitud y ganas de aprender y mejorar, su retribución mejora. Trabajar durante un periodo, aunque no se traduzca después en un contrato, es siempre positivo, ya que mejora el curriculum vitae y demuestra a un futuro empleador que el candidato tiene disposición positiva, está motivado y ya sabe lo que es ser empleado.

Inconvenientes

Más precariedad y peor remuneración, al menos al principio. Los nuevos trabajadores deberán demostrar un plus de motivación para encajar en un entorno laboral nuevo, en muchas ocasiones encargándose de tareas repetitivas o que el resto de empleados nunca realiza. No es que se cumpla el tópico de ser ‘el chico de las fotocopias’, pero el trabajador deberá luchar contra algunos inconvenientes nada más llegar, desde no tener del todo claras sus funciones hasta, en ocasiones, trabajar más horas que los demás.

¿Dónde y cuándo buscar trabajo?

El verano es, con diferencia, el rey de las oportunidades

Por dos motivos. El primero es que la gran mayoría de los trabajadores inicia sus vacaciones, por lo que las empresas siempre deben suplir esas bajas. El segundo es que, tras el parón de julio y agosto, septiembre es una época propicia para la contratación, ya que muchos proyectos arrancan en este momento, como si del inicio del año laboral se tratase. Algunos de esos aspirantes a los trabajos, aún solo con la experiencia de haber trabajado durante el verano, tendrán la oportunidad de permanecer en la empresa si demuestran adaptación, responsabilidad e implicación.

Bolsa de trabajo

Una opción interesante para postularse a un trabajo que no requiera experiencia es apuntarse a la bolsa de trabajo del instituto, la universidad o el centro en el que se han cursado los estudios. Numerosas escuelas y facultades tienen convenios de prácticas con empresas, y éstas suelen fijarse en aquellos estudiantes, o personas que acaban de terminar los estudios, que cumplen con lo que se les encomienda, incluso aunque al principio sean labores rutinarias o tediosas.

Emprender

Una alternativa para aquellos que terminan sus estudios y, sin tener experiencia, quieren ingresar en el mercado de trabajo, es el emprendimiento. En España, a diferencia de otros países de nuestro entorno, no es la primera opción, pero cada vez gana más adeptos entre los jóvenes. En este momento se estima que casi un 25% de los estudiantes españoles estaría dispuesto a poner en marcha su propio negocio.

Antes de dar el paso es conveniente conocer lo mejor posible el sector y el mercado en el que se va a emprender por medio de estudios de mercado, conversaciones y lecturas de publicaciones especializadas. Visitar las cámaras de comercio y las asociaciones de empresarios también puede aportar pistas de interés. Es imprescindible planificar una compatibilidad entre trabajo y formación, ya que ésta última servirá de refuerzo insustituible y ayudará a mantenerse al día.

Aquí te damos algunos consejos sobre cómo obtener ingresos cuando sé es estudiante.

¿Qué sectores ofertan más trabajo sin experiencia previa?

El comercial y de ventas. El ámbito comercial premia habilidades que difícilmente se pueden aprender. Sobre todo si no se busca un trabajo relacionado directamente con los estudios realizados, es una interesante primera opción, aunque es recomendable acompañarla de una formación continua que revalorice el curriculum. Aquellos estudiantes que quieran compatibilizar formación con trabajo tienen un amplio campo de posibilidades, aunque deben saber que se tratará casi siempre de labores poco cualificadas y mal pagadas.

Dentro de los sectores que contratan a candidatos de acuerdo a su formación, sobresalen el turismo, la atención al cliente, la administración de empresas, el sector comercial y el sector educativo. Si se quiere trabajar en un sector alejado de los estudios realizados, mientras se busca un puesto acorde con los deseos reales y a largo plazo, es posible encontrar empleo como dependiente, camarero, teleoperador o profesor de clases particulares.

Una sólida formación académica

Los estudios incrementan siempre las posibilidades de encontrar trabajo, incluso para aquél que no requiere experiencia, ya que las empresas siempre se fijan en aquellos que destacan. Si la propia compañía ofrece formación por su cuenta es importante aprovecharla. De lo contrario, es aconsejable compatibilizar el trabajo con un plan de formación orientado hacia los objetivos que se quieran lograr a lo largo de la carrera profesional. Internet se ha convertido en un gran aliado para formarse a distancia y de tal forma que sea posible compaginar horarios laborales con tiempo dedicado a la formación.

En el siguiente artículo te dejamos los tips que debes tener en cuenta a la hora de conseguir trabajo sin tener experiencia

Para saber más sobre este tema también puedes descargar nuestra guía gratuita "Claves para desarrollar la carrera profesional":

New Call-to-action