Educaweb

Serigrafía: el arte de realizar estampaciones sobre tejidos

10/30/15 Técnicas artesanales y artísticas

La serigrafía es el proceso técnico que permite la estampación de tejidos mediante el uso de tintas y mallas. Se trata por lo tanto de una sofisticada forma de impresión que permite reproducir una imagen sobre determinados tipos de material con unos excelentes parámetros de calidad.

Serigrafía estampaciones en tejidos

 

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre los beneficios de un trabajo a tu medida

 

La técnica consiste, básicamente, en realizar una transferencia de tinta a través de una malla, la cual está tensada con un marco. Al ejercer presión sobre dicha malla se imprime exactamente el dibujo que se desea, puesto que un barniz se encarga de bloquear el paso de la tinta o pintura en aquellas zonas que no se quieren estampar.



Titulación requerida

Aunque se puede aprender el oficio de serigrafía a través de cursos no reglados, la forma más habitual y recomendable de introducirse en esta profesión es a través de un ciclo formativo de grado superior de Formación Profesional.

Para acceder a esta  titulación es necesario cumplir al menos uno de los siguientes requisitos:

  • Estar en posesión del título de Bachiller o equivalente y superar una prueba específica, con el objeto de demostrar las aptitudes y conocimientos artísticos necesarios.
  • Haber aprobado el Curso de Orientación Universitaria (COU).
  • Superar las pruebas de acceso a ciclos formativos de grado superior. En este caso, es necesario tener como mínimo 19 años en el momento de realización de la prueba o 18 si se cuenta con un título de grado medio.

Este tipo de estudios se engloba dentro de las áreas de artes aplicadas y oficios artísticos y tienen la finalidad de formar a los alumnos en actividades de carácter artístico-profesional, por lo que son ideales para aquellas personas interesadas en desarrollar su potencial creativo.

 

Perfil y competencias profesionales

La serigrafía es un oficio muy técnico, específico y complejo. Para poder desarrollar esta profesión es en necesario poseer una serie de conocimientos artísticos, organizativos y económicos, con el objeto de poder configurar con éxito un proyecto de trabajo de manera integral.

Entre las principales competencias de un profesional de la serigrafía se encuentran:

  • Conocimiento de todo el proceso de realización y estampación de las matrices litográficas y serigráficas.
  • Técnicas de estampación xilográficas y calcográficas.
  • Conocer el funcionamiento y especificaciones técnicas de los equipos y maquinaria utilizada.
  • Ejecutar el proceso completo de estampación en todo tipo de telas y materiales partiendo de unos bocetos previos.
  • Obtener tipones, fotolitos y pantallas.
  • Preparar las materias primas necesarias.
  • Conocimientos en materia de prevención de riesgos laborales, seguridad laboral y protección ambiental.

 

El mercado laboral

Es común que el serígrafo trabaje por cuenta propia, es decir sea autónomo, aunque también puede integrarse en equipos de trabajo de:

  • Pequeñas y medianas empresas de serigrafía artística.
  • Empresas de artes gráficas.
  • Talleres de estampación.
  • Departamentos de obra gráfica que realicen estampaciones serigráficas de cualquier sector productivo.

Dentro de la serigrafía se distinguen diversos puestos profesionales, entre los que destacan: artista serígrafo, impresor de serigrafía, estampador o pantallista.

 

Posts relacionados:

 

 

Guía gratuita: En busca de la felicidad laboral