Educaweb

Redes corporativas, llave hacia una mayor eficiencia

05/26/15 Tener un buen perfil

Las redes corporativas son una herramienta que facilita el uso e intercambio de información entre los integrantes de una empresa. Al igual que las popularizadas redes sociales, las redes corporativas facilitan la comunicación y permiten compartir, como hicieran antes las ‘intranet’, pero con un componente social. Sin embargo, se diferencian en que, además, desempeñan otras funciones clave para las empresas, como agilizar procesos o alinear a todos los trabajadores en torno a una estrategia de empresa.

Las redes corporativas mejoran la comunicación dentro las empresas.

Puedes descargarte nuestra guía gratuita para saber más:

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre cómo conseguir un buen perfil profesional

 

Tanto las pymes como las grandes empresas pueden incrementar su productividad gracias a las redes corporativas, pero esto es extensible a muchas otras organizaciones, como instituciones públicas, comunidades empresariales o colegios profesionales, por poner tres ejemplos. Una de las

Las principales ventajas de su uso son que:

  • Mejoran el flujo de información interna ‘horizontal’, la que se produce entre los trabajadores. Eso ayuda a que el trabajo sea más eficiente.
  • Incrementan la implicación y la unión entre los empleados. Fomenta, a largo plazo, la generación de una cultura de empresa y contribuye a acrecentar la motivación.
  • Reducen el esfuerzo que cuesta acceder a información que ya se encuentra en la empresa. También hace que los procesos y los conocimientos técnicos y prácticos se puedan reproducir para casos diferentes.
  • Mejoran la comunicación. Frente a métodos como el intercambio constante de e-mails, permiten un flujo de información estandarizado, con una plataforma común. Esto de especial utilidad en compañías que cuentan con colaboradores que no están en plantilla y residen a distancia.
  • Dinamizan la colaboración y la toma de decisiones, ya que comunican de forma transversal a diferentes profesionales y/o departamentos. Las redes corporativas además ejercen de canal para la recepción de nuevas ideas dentro de la organización.

Toda red corporativa debe cumplir unos altos niveles de seguridad, ya que el flujo de información será alto y sensible. En muchos casos, estas redes están integradas, en parte, con redes sociales, con aplicaciones de la nube y con otros sistemas corporativos.

En un proceso de decisión de una empresa, este espacio facilita la creación de una política colaborativa dentro de la empresa. Compartir informes, tareas o mensajes es una parte de todas las posibilidades que ofrece, aunque no la única, ya que, en función de cómo la entienda la empresa que la pone en marcha, puede incluir además otras funciones, como la edición simultánea de archivos o la generación de foros de opinión. 

Toda empresa que quiera mejorar su productividad y su eficiencia debe ser consciente de que la gran diferencia, el valor añadido que puede aportar al mercado, está en sus propios trabajadores. En su capacidad para aprovechar sus habilidades y su conocimientos residen gran parte de su éxito. Por eso, tan importante como implementar una red corporativa eficaz es motivar a los empleados para que la utilicen y generen contenido valioso al que sus compañeros presten atención. De poco sirve contar con una herramienta como ésta, si los trabajadores no entienden los beneficios que tiene usarla y la importancia de sus propias contribuciones a ella.

 

Posts relacionados:

 

 

Descubre más información educativa con nuestra guía gratuita:

Guía gratuita: Cómo conseguir un buen perfil profesional