Educaweb

Pautas para realizar un trabajo monográfico

04/08/15 Técnicas de estudio

Un trabajo monográfico es un documento amplio y bien documentado en el que se analiza un tema en profundidad para su comprensión. Este tipo de trabajo tiene que estar bien estructurado, contener información contrastada, tener una redacción correcta y una buena presentación.

trabajo-monografico

Te pueden pedir que realices un trabajo monográfico en distintas situaciones, estudiando un curso, un máster, pero también en tu puesto de trabajo con el objetivo de abordar un tema concreto. En cualquiera de los casos, los datos que aportes y el modo en el que lo redactes y lo presentes serán fundamentales para que sea bien valorado.

Como hemos comentado, el objetivo de un trabajo monográfico es analizar en profundidad, con rigor y coherencia un tema determinado. Por tanto, la información que contenga será el punto fuerte del documento.

Los temas que puede recoger un trabajo monográfico son de todo tipo, lo importante es que se seleccione una parcela muy concreta y que el contenido se ajuste, sin divagaciones, a él. El trabajo debe ser, en la medida de lo posible, original. Es decir, trata de aportar nuevos datos y recuerda que la información que se transmite debe expresarse con tus propias palabras, en ningún caso debe ser una copia de los documentos en los que te hayas basado. Esto no quiere decir que no se puedan incluir datos y citas textuales, pero hay que recogerlas como tales.

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos esta guía gratuita "Claves para desarrollar la carrera profesional" que puedes descargarte de forma gratuita:

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre cómo desarrollar tu carrera profesional

Un aspecto fundamental de un trabajo monográfico es determinar el tema. En algunas ocasiones viene impuesto, pero en otras será de libre elección. En estos casos es importante que antes de decirte te informes sobre lo que te gustaría abordar, que analices con qué fuentes cuentas y de qué medios dispones.

Etapas para la elaboración del trabajo monográfico

Realizar un trabajo monográfico requiere disciplina y buena organización. Es fundamental tener en cuenta los límites de extensión y los plazos de entrega. A continuación describimos algunas de las etapas y puntos más importantes para realizar un trabajo monográfico de calidad.

  1. Título del tema. El primer paso para comenzar a elaborar un trabajo monográfico es buscar un título que describa qué se va tratar en el documento. Debe ser descriptivo, atractivo y, sobre todo, que deje bien claro lo que se va a encontrar la persona que lo lea. En este paso es también recomendable hacer un resumen de no más de dos líneas que recoja la orientación del trabajo monográfico. Este resumen no sería para incluirlo en el trabajo, sino para el propio autor. Una especie de nota recordatoria que tenga bien centrado el tema sobre el que va a escribir.

  2. Búsqueda y elección de información. Esta es una de las etapas fundamentales, en ella hay que recopilar toda la documentación posible sobre el tema que se va a tratar. Además de los datos que ya puedas tener sobre el tema, deberás usar todas las fuentes y medios que tengas a tu alcance Internet, libros, revistas, trabajos, exposiciones, noticias… Una vez que hayas buscado y recogido toda la información posible llega el momento de organizarla; es decir, elegir cuál es la más importante teniendo siempre en cuenta el enfoque que quieres dar a tu trabajo monográfico.

  3. Organización de la materia. Debes realizar un esquema de los puntos que vas a incluir en tu trabajo. Determinando el orden y los contenidos que vas a aportar y a analizar en cada apartado. Por regla general, el trabajo monográfico tiene una introducción, un cuerpo o grueso del trabajo y una conclusión.
    Por supuesto, el cuerpo del trabajo es la base del documento que debes estructurar en apartados y subapartados. Su organización debe seguir un orden lógico que permita introducirse y seguir un tema sin problemas. Además, cada apartado debe entenderse por sí mismo, tener entidad propia; pero también debe estar relacionado de forma coherente con el resto del trabajo. En la conclusión es donde se recoge, a modo de resumen, las principales ideas que se han analizado. También es este el apartado donde puedes incluir algunas ideas y opiniones basadas en la reflexión y análisis de los datos que has aportado.

  4. Proceso de redacción. Con el guion como hoja de ruta comenzarás a redactar el trabajo monográfico. Como hemos comentado antes, es fundamental que utilices tus propias palabras; cuidando siempre que lo que expongas se comprenda fácilmente. La redacción debe ser clara y correcta.

  5. Presentación. El aspecto del trabajo monográfico es esencial. Tiene que estar limpio, sin tachaduras, organizado y con espacios y márgenes suficientes. Si introduces gráficos, tablas o imágenes, asegúrate de su corrección, calidad y colocación.

 

Posts relacionados: 

Para saber más sobre este tema también puedes descargar nuestra guía gratuita "Claves para desarrollar la carrera profesional":

New Call-to-action