Educaweb

Oposiciones de fisioterapia para trabajar en la sanidad pública

03/10/16 Oposiciones

Las oposiciones de fisioterapia permiten acceder al cuerpo de profesionales de la sanidad pública que, con diferentes técnicas terapéuticas físicas y naturales, permiten la rehabilitación y mejora de enfermedades y lesiones físicas.

 Los fisioterapeutas aplican distintas técnicas para la rehabilitación del cuerpo

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre técnicas de estudio

Con las oposiciones de fisioterapia se obtiene una plaza de fisioterapeuta que  permite iniciar una carrera laboral en la que se puede crecer profesionalmente a través de la promoción interna, accediendo a puestos de mayores competencias y responsabilidades.

 

El trabajo de fisioterapeuta

La profesión de fisioterapeuta está orientada al mantenimiento y recuperación del cuerpo mediante la aplicación de distintas técnicas físicas, manuales o asistidas por aparatos y materiales especiales. Pero la fisioterapia también se encarga de prevenir posibles lesiones y evitar el avance de dolencias que pueden disminuir la autonomía y calidad de vida de una persona.

Su trabajo se puede desarrollar en hospitales, centros de atención primaria, centros especializados, geriátricos… En ellos estos profesionales pasan consulta, realizan sesiones y tratamientos. Actividades a las que se pueden sumar tareas de investigación y otras de carácter organizativo.

 

Información sobre convocatorias

En cuanto a la forma de conocer las oposiciones que se convocan para fisioterapeutas, lo mejor es recurrir a la versión online del Boletín Oficial del Estado, de los Boletines de las Comunidades Autónomas, de las provincias o de los Ayuntamientos.

En ellos se recoge la información completa de una oposición, como sus bases donde se incluye el temario completo, las características de la plaza, los requisitos y el sistema de selección de candidatos. Dependiendo del organismo convocante y de la propia oposición, se publicarán junto con las bases o de forma posterior, la convocatoria y plazos para presentarse. Es muy importante leer atentamente toda la información y seguir los pasos indicados, porque una equivocación puede dejarnos fuera de la oposición.

 

Las pruebas

Las oposiciones a fisioterapeuta suelen estar englobadas en las del Grupo A2, es decir para graduados universitarios. Para lograr una plaza pública de fisioterapeuta hay que superar las pruebas que establece cada oposición. Dependiendo del organismo u institución convocante éstas pueden comprender diferentes ejercicios. En general, las pruebas a superar suelen estar compuestas por:

  • Test de entre 100 y 110 preguntas de cuatro respuestas alternativas, en la que solo una de ellas es la válida. El cuestionario versa sobre todo el temario. Para realizar esta prueba el tiempo que se da los candidatos es de 120 minutos.
  • Resolución por escrito de dos temas elegidos al azar por el Tribunal de todos los que comprenden el temario oficial. Estos temas son de carácter práctico para evaluar las habilidades y competencias de los opositores en la resolución de cuestiones prácticas que pueden presentarse en el día a día de su desempeño.

Aprobar estos exámenes es una carrera de fondo. Para preparar las oposiciones el primer paso es buscar un buen temario que se ajuste al programa oficial que se publica en el Boletín Oficial pertinente,  para lo que es necesario mantenerse bien informado y consultar periódicamente la versión online de los boletines donde se recoge todo lo relativo a una oposición. Además, es importante conseguir material que complete los temas y también otro tipo de material adicional como test de repaso o de simulacro de examen, etcétera. Para reunir esta documentación se puede acudir a bibliotecas y también consultar páginas web especializadas; en ellas además de información y modelos de exámenes, se puede solicitar la ayuda de un tutor personal que nos resuelva dudas y que nos guíe en la preparación. Asimismo, en la Red es interesante participar en foros y chats con otros opositores.

El opositor puede elegir entre prepararse él mismo o acudir a un centro especializado. Cualquiera de las opciones es válida, pero en ambas la motivación del candidato es esencial. Debe enfrentarse al periodo de preparación con disciplina y organización. De esta manera podrá afrontar una etapa larga y dura en la que persigue un objetivo claro: aprobar la oposición.

Guía gratuita sobre técnicas de estudio