Educaweb

Necesito un empleo, pero ¿por dónde empiezo?

08/24/15 Desarrollar la carrera profesional

Más tarde o más temprano llega un momento en nuestra vida en la que decimos necesito un empleo. Las circunstancias pueden ser muy diferentes y en algunos casos apremiantes por la necesidad de aportar un sueldo que nos permita mantenernos.

Por donde empezar si necesitas un empleo

 

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre cómo desarrollar tu carrera profesional

El conjunto de circunstancias que nos llevan a necesitar un empleo son realmente importantes, porque harán que nuestras expectativas y exigencias sean de una manera u otra. En esta situación se pueden encontrar las personas que ya están dentro del mercado laboral pero que por distintas causas, como un despido o simplemente querer nuevas metas, necesitan un nuevo puesto de trabajo. Y, por supuesto, también los jóvenes que acaban sus estudios y buscan su primer empleo.

Cuando la necesidad de un empleo está vinculada a la subsistencia de uno mismo y de la familia, nos fijamos más en la retribución y en la estabilidad del puesto de trabajo. Mientras que cuando la necesidad de un empleo está motivada en las ganas de crear una carrera profesional, nuestro punto de atención se centra más en la orientación de la empresa, la adecuación del puesto a nuestra formación y habilidades, las posibilidades de desarrollo profesional o el ambiente de trabajo.

 

¿Dónde puedes encajar?

Cuando se necesita un empleo, uno de los primeros pasos es recapacitar sobre uno mismo, plantearnos en qué somos buenos. Hacer un repaso sobre nuestra formación, nuestra experiencia profesional y las competencias. Para que este ejercicio de autoconocimiento sea completo también debemos ser sinceros y averiguar qué nos falta, en qué conocimientos, competencias o aptitudes deberíamos mejorar.

Cuando tengas una radiografía completa de ti como profesional, es el momento de plantearte en qué te gustaría trabajar. Es cierto que cuando se necesita un empleo, la palabra gustar no es tan importante; pero no hay que olvidarla. La motivación o preferencia hacia un puesto de trabajo y/o sector puede ser determinante para conseguir el ansiado empleo.

 

Diseña tu propia estrategia

El siguiente paso será concretar, es decir, poner nombres a los sectores y puestos en los que nuestro perfil profesional puede encajar.

Es el momento de redactar o actualizar nuestro currículum. Es un documento de presentación que en un vistazo debe captar la atención del responsable de selección. En resumen, es la llave de acceso a una entrevista personal.

La redacción del currículum debe ser correcta, concreta y concisa. Tiene que recoger toda la información sobre tu formación, tu experiencia y tus habilidades. Después de los datos personales es aconsejable incluir lo que se llama una etiqueta profesional: una descripción en dos o tres líneas de quién y cómo eres profesionalmente.

Si ya has trabajado antes, a continuación detallarás tu experiencia profesional seguida de la formación académica y complementaria. En el caso de que busques un primer empleo y no cuentes con mucha experiencia laboral, el orden sería a la inversa. Recuerda que debes adaptar el currículum a cada oferta laboral a la que optes, destacando los aspectos que más encajen con la compañía

Una vez que tu currículum esté actualizado llega el momento de pasar a la acción. La búsqueda de un puesto de trabajo es una tarea en la que debes emplearte a fondo, ser muy constante y no decaer ante los fracasos.

Diseña un plan de acción y cúmplelo. Las opciones con las que cuentas son muchas y deberás elegir cuál te ofrece más oportunidades. Estas son algunas de ellas:

  • Networking. Tu agenda y red de contactos es uno de tus tesoros más preciados. Si necesitas un empleo de manera inminente recurre a ellos, explícales tu situación, ponte en valor y cuéntales tus expectativas. El boca a oreja continúa siendo una de las mejores opciones para hacerse con un puesto de trabajo.

    Para mejorar tus posibilidades cuida tus contactos y busca nuevos acudiendo a foros, encuentros o ferias relacionadas con los sectores en los que profesionalmente encajas. Internet y las redes sociales son una herramienta muy útil para crear networking, pero debes tener en cuenta la imagen que proyectas.

  • Busca ofertas y vacantes libres. Rastrea los portales especializados en empleo, las agencias de empleo temporal, firmas de selección, los medios de comunicación o las agencias estatales de empleo.

  • Candidatura espontánea o autocandidatura. Aunque no haya una vacante libre, puedes inscribirte y presentar tu currículum en aquellas empresas en las que te gustaría trabajar. Acuérdate de adjuntar también una carta de presentación en la que expliques tus motivaciones por la firma. En la mayoría de los casos pasarás a formar parte de su bolsa de empleo para posteriores procesos de selección.

 

 

Posts relacionados:

 

New Call-to-action