Educaweb

Prácticas que aumentan el presentismo en la oficina

11/18/15 Noticias

El presentismo laboral, es decir, estar en el lugar de trabajo pero no realizando las tareas propias del puesto, es una práctica que incide en la productividad. En nuestro país, según los datos de la II Encuesta Adecco sobre presentismo laboral en España, en un 46% de las compañías se da algún tipo de práctica presentista.

 

Presentismo laboral

 

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre los beneficios de un trabajo a tu medida

Para tratar de solucionar esta falta de dedicación y responsabilidad frente a las tareas que cada empleado debe realizar en su horario de trabajo, las empresas llevan a cabo medidas de control. En concreto, un 74% de las compañías encuestadas afirma que ha puesto en práctica distintos métodos para averiguar si se produce presentismo y, en caso de que exista, tratar de controlarlo.

 

Tipos de presentismo

Una de las cuestiones que más interesan a los responsables de las empresas es averiguar a qué dedican el tiempo sus empleados cuando están en la oficina y no realizan su trabajo. Según los datos que las compañías entrevistadas han facilitado a Adecco, algunos de los tipos de presentismo más habituales son:

  • Navegar por internet. Los empleados acceden a la red desde su puesto de trabajo, para la leer la prensa, consultar páginas webs y realizar consultas o gestiones de índole personal.
  • Participar en redes sociales. La actividad en las redes sociales como Twitter, Facebook o atender el Whatsapp son otras de las prácticas más habituales que contribuyen a aumentar el presentismo en las empresas.
  • Gestionar el correo electrónico. Durante la jornada laboral los trabajadores también dedican tiempo a consultar y gestionar su cuenta de email personal.
  • Ausencias para fumar o tomar café. Las reiteradas salidas para tomar un café o salir fuera del recinto para fumar un cigarrillo son otros de los hábitos que contribuyen a que los profesionales no dediquen parte de su tiempo a realizar asuntos relacionados con su desempeño.

Las medidas de control que llevan a cabo las empresas para evitar estos tipos de presentismo son, sobre todo, tener mayor control de los horarios de entrada y salida o restringir el acceso a internet y al correo electrónico. Sin embargo, hay actividades como el uso del teléfono móvil personal y las aplicaciones a las que se tienen acceso desde él, que son más difíciles de controlar, porque están estrechamente relacionadas con la responsabilidad del trabajador para hacer un buen uso.  

En cuanto al perfil de empleado presentista, según los datos de la encuesta de Adecco, es un profesional, hombre o mujer, de 35 años con contrato indefinido, jornada a tiempo completo y asalariado de una gran empresa.

 

Soluciones: flexibilidad horaria y motivación

Para evitar el presentismo de los empleados en las oficinas existen diferentes medidas. Una de ellas es la flexibilidad horaria, que permite a los trabajadores tener libertad en sus horas de trabajo para compatibilizarlas con las tareas y responsabilidades personales que tengan que llevar a cabo.

Esta libertad horaria y confianza por parte de la empresa en su empleado, se traduce con frecuencia en mayor compromiso del trabajador.

Sin embargo, el informe de Adecco pone de manifiesto que en España “lo más habitual (ocurre en 1 de cada 3 empresas) es que menos del 10% de la plantilla pueda beneficiarse de esa flexibilidad en los horarios de trabajo”.

Asimismo, otra de las posibles medidas para solucionar el presentismo es fomentar la motivación de los empleados; ya que un trabajador motivado se dedica plenamente a sus tareas y responsabilidades en la compañía, aumentando y mejorando su implicación y aportación a la firma.  

 

Posts relacionados:

 

Guía gratuita: En busca de la felicidad laboral