Educaweb

Máster en dirección financiera para mejorar tu carrera profesional

10/20/15 Economía y administración de empresas

Un máster en dirección financiera proporciona a las personas que lo realizan una especialización práctica en las diferentes estrategias financieras y en la planificación y desarrollo de acciones operativas. El objetivo que persiguen estos programas es preparar a los responsables de finanzas para que sepan afrontar los cambios económicos de manera rápida y eficaz, sabiendo anticiparse a las necesidades de las empresas actuales.

Qué se aprende en un máster en dirección financiera

Si tienes en mente cursar un máster en dirección financiera, te ayudamos a decidir dónde cursarlo con esta guía gratuita:

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre cómo escoger un centro de estudios

 

Realizar un máster en dirección financiera ayuda a que los estudiantes aprendan a asignar y distribuir los recursos financieros de la manera más eficiente posible para que la empresa pueda alcanzar sus metas. En el transcurso del máster también se prepara a los alumnos para que sepan crear y dirigir equipos de profesionales que generen valor para la compañía.

 

¿A quién va dirigido?

Los programas en dirección financiera están dirigidos a titulados universitarios y profesionales del ámbito de las finanzas, como por ejemplo, responsables de administración, directores financieros, asesores y profesionales de los departamentos administrativos. Asimismo, también resulta interesante para cualquier persona que busque mejorar su capacitación, habilidades y competencias en la gestión financiera de empresas.

No obstante, hay que tener en cuenta que al ser un máster es habitual tener que cumplir con unos requisitos concretos como pueden ser una titulación universitaria y/o años de experiencia profesional. En muchos casos también es preciso superar una prueba de acceso específica de cada centro de enseñanza.

En concreto, para poder acceder a algunas de las más reconocidas escuelas de negocio de ámbito internacional se exige realizar el Graduate Management Admission Test (GMAT). Una prueba que se hace en inglés y que evalúa la capacidad analítica, verbal y matemática de los candidatos. Para algunos centros internacionales esta prueba es imprescindible para poder formarse en su escuela, mientras que para otros este examen es un complemento a sus propias pruebas de selección. La realización del GMAT se puede hacer en cualquier parte del mundo.  

La oferta formativa para cursar un máster en dirección financiera es amplia. Existen muchos programas impartidos en escuelas de negocios, centros especializados y centros adscritos a universidades. Como muchos de los estudiantes están ya trabajando y buscan en este máster una especialización y mejora de su carrera profesional, los centros ofrecen programas part time, full time, online, etcétera, que permitan a los estudiantes compatibilizar formación y trabajo.

Si no está seguro de si este es el máster más adecuado para ti, puedes ver este vídeo sobre qué tener en cuenta a la hora de escoger un máster para resolver tus dudas:

  

Objetivos y materias

Como hemos comentado, el objetivo del máster en dirección financiera es formar al alumno en todos los ámbitos de las finanzas empresariales. Por tanto, entre los principales objetivos que se marcan en este tipo de máster destacan:

  • Aprender a realizar análisis y diagnósticos de la situación contable y financiera de una compañía.
  • Saber crear planes de contabilidad y finanzas eficaces que permitan a la firma ser competitiva.
  • Aprender a tomar decisiones estratégicas adaptadas a las características de los mercados actuales.
  • Dominar de las herramientas, instrumentos y técnicas necesarias para la elaboración y planificación de presupuestos y medidas financieras.
  • Desarrollar un liderazgo directivo con competencias y habilidades que les permitan formar equipos competentes que ayuden a crecer a la empresa.

 

Perfil profesional

Los profesionales que orientan su carrera hacia el mundo de las finanzas suelen ser personas con interés por la economía, las actividades y situación financiera de las organizaciones, así como por el asesoramiento empresarial.

Para desarrollar estas actividades es recomendable que su perfil profesional responda al de una persona analítica, con habilidades lógico-matemáticas y capacidad de síntesis. También es importante que sean personas con habilidades para la organización, con agilidad para resolver problemas, afrontar cambios, tomar decisiones y que sepan gestionar las crisis.

 

Salidas profesionales

Con la cualificación que aporta un máster en dirección financiera se amplían y mejoran las perspectivas profesionales y, dependiendo de la formación y experiencia previa, se pueden desempeñar funciones relacionadas con el campo de la dirección y gestión contable y financiera; la auditoría interna y externa; puestos de análisis y gestión de inversiones; operador de mercados; consultor financiero; gestor de patrimonios y fondos o puestos especializados en banca y entidades aseguradoras.

Entre todas estas posibilidades, actualmente destaca la posición de controller financiero. Profesión que, según el estudio de Adecco Professional Los más buscados de 2015, se sitúa como uno de los perfiles más cotizados por las organizaciones al ser el encargado del control interno de la gestión económica y financiera de una compañía y de la elaboración de los presupuestos y el análisis de sus desviaciones. Los responsables del estudio señalan que para desempeñar este cargo se valora de manera positiva la formación de un máster en dirección financiera.

 

Posts relacionados:

 

 

Guía gratuita sobre técnicas de estudio