Educaweb

Los “Ni-Ni”, un colectivo que mejora sus posibilidades de empleo

11/06/15 Beneficios del trabajo, Noticias

Los jóvenes que ni estudian ni trabajan, los llamados “Ni-Ni”, se están viendo favorecidos por la mejora del mercado de trabajo en España. Un informe, realizado por Asempleo a partir de los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), pone de manifiesto que en el último año el número de Ni-Ni se ha reducido casi en 55.500 jóvenes; situándose la cifra total de Ni-Ni en el tercer trimestre de 2015 en 608.100 personas.

Ni-Ni mejora su posibilidad de empleo

 

 

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre cómo conseguir un buen perfil profesional

Se incluye en el llamado colectivo Ni-Ni a los jóvenes entre 16 y 24 años que no tienen un empleo ni tampoco están formándose. Es decir, se encuentran inactivos en todo lo relativo a su inserción en el mercado de trabajo. Dentro de este grupo de jóvenes se incluyen tanto los que aún no se han incorporado al mercado laboral como los que ya han trabajado pero actualmente se encuentran en paro.

 

Perfil del colectivo

En cuanto al perfil del colectivo de jóvenes que ni estudia ni trabaja, los más numerosos son las personas de nacionalidad española entre 20 y 24 años que tienen formación media.

En esta horquilla de edad se encuentra la edad media en la que los jóvenes acceden a un puesto de trabajo remunerado, que según los datos de Asempleo es de 21,7 años. Una cifra de que se ha reducido en casi un año respecto a 2013.

Respecto a las regiones donde el número de Ni-Ni está descendiendo más, destaca Baleares, en parte gracias al crecimiento del sector turístico y las profesiones relacionadas con él, que han favorecido la contratación de jóvenes de este colectivo. A esta comunidad le siguen Andalucía, la Comunidad Valenciana y Castilla La Mancha, que también están registrando una reducción del número de Ni-Ni en el último año.

 

Encontrar empleo

Aunque el panorama laboral en España aún es complicado y puede contribuir al desánimo de los jóvenes, existen oportunidades de empleo. Para encontrar un trabajo hay que realizar una búsqueda activa de empleo y tener en cuenta los siguientes aspectos:  

  • Definir una profesión y sector empresarial en el que se quiere trabajar. Es una decisión complicada, pero esencial porque una vez que se tiene claro qué es lo que gusta y dónde se quiere desarrollar la carrera profesional se puede comenzar a trazar un plan que permita alcanzar los objetivos.
  • Revisar la formación. Con una meta profesional definida, el siguiente paso es comprobar si se tiene la formación necesaria para poder optar al puesto de trabajo y sector empresarial que interesa. Para ello, hay que averiguar las características del puesto, las funciones y actividades profesionales ligadas a él y qué competencias y habilidades se deben potenciar.
  • Adquirir la formación y competencias que se necesitan. Dependiendo de la profesión y actividad empresarial a la que uno se quiera encaminar existen distintas alternativas de formación, desde grados de Formación Profesional, cursos especializados en centros docentes públicos y privados, hasta la Universidad.
  • Comenzar la búsqueda activa de empleo. La búsqueda de empleo es una carrera de fondo a la que hay que dedicarse plenamente. Hay que redactar el currículo, seleccionar las empresas objetivo, informarse sobre ellas, presentar la candidatura y hacer un plan de seguimiento para saber en todo momento a qué empresas nos hemos dirigido, cuándo y para qué puesto.
  • Además de enviar la candidatura de manera espontánea o responder a ofertas de empleo, existen más alternativas a las que recurrir, como las empresas especializadas en servicios de empleo o las bolsas de trabajo de los centros de formación, entre otras.

 Si aún no tienes claro por donde iniciarte, te dejamos con unos consjeos que te ayuden a elegir carrera

Posts relacionados:

 

 

Guía gratuita: Cómo conseguir un buen perfil profesional