Educaweb

Formación bonificada, qué es y cómo acceder a ella

02/19/16 Tener un buen perfil

Toda empresa necesita contar con un equipo de profesionales formados y capacitados que contribuyan al crecimiento de la compañía. Para cumplir estos objetivos la formación continua de los trabajadores es esencial.

Formación bonificada en las empresas

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre cómo conseguir un buen perfil profesional

En España, la formación continua bonificada es un sistema que permite a las empresas ofrecer programas formativos a sus empleados para ampliar y mejorar sus competencias. Que sea bonificada quiere decir que se dispone de una ayuda estatal para financiar los cursos.

 

¿Quién puede acceder a la formación bonificada?

Participar de la formación bonificada es posible para todas aquellas empresas privadas con al menos un empleado. La cuantía del crédito se calcula en función de la plantilla media del año anterior a la solicitud y de la cantidad pagada de la cuota de formación profesional.

Es decir, que las compañías que operan en el territorio estatal que coticen por formación profesional pueden disponer de un crédito o bonificación para mejorar la formación de su plantilla.

Los porcentajes del crédito que se otorga a las empresas se establecen anualmente en la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

El proceso para poder beneficiarse de estas bonificaciones requiere, entre otros trámites, que la empresa comunique el inicio y finalización de las acciones formativas mediante la aplicación telemática que administra la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo.

 

La organización de los programas

Según las necesidades concretas de cada empresa los programas de formación continua se pueden organizar para grupos de empleados o de manera individualizada para profesionales concretos. Cada compañía valora a quién destina los cursos.

A menudo, cuando el destinatario de un curso es un solo profesional se le puede conceder un permiso individual de formación para seguir el programa en horario laboral.

En cuanto a la manera en la que se organizan y se imparten los programas, depende de cada empresa. Hay compañías que organizan e imparten los programas ellas mismas, con sus propios medios; mientras que otras recurren a la contratación de servicios especializados externos. Estos servicios especializados son empresas de formación o centros de estudios que se encargan de la gestión y de impartir los cursos y lo canalizan todo a través del sistema telemático de la Fundación Tripartita.

La formación continua bonificada puede realizarse bajo distintas modalidades: presencial, semipresencial, online o a distancia. Se deja plena libertad a la firma para decidir la fórmula que mejor encaje con sus necesidades.

La temática de los cursos también depende de la empresa. Sin embargo, muchos de los planes de formación bonificada están destinados a cursos de habilidades directivas, gestión del tiempo, idiomas, manejo de las TIC, motivación o técnicas de comunicación, entre otros.  

 

Beneficios de la formación bonificada

Para la empresa la formación bonificada significa poder contar con profesionales continuamente formados que incrementan sus habilidades y competencias. Unas mejoras que se verán reflejadas en el desempeño de sus funciones.

Además, este sistema deja a la empresa plena libertad para organizar los cursos en el momento en que lo considere oportuno. Asimismo, al ser, en muchos casos, programas a medida atienden a las necesidades reales de la compañía y son más efectivos.

Para el empleado los beneficios de este sistema de formación son que puede incrementar sus conocimientos y desarrollo profesional de manera gratuita. Algunos programas vienen marcados desde la directiva de la empresa, pero a otros puede acceder de manera voluntaria solicitándolo a sus superiores. En estos casos es cuando se concede al trabajador un permiso individual de formación.

 

Posts relacionados:

 

 

Guía gratuita: Cómo conseguir un buen perfil profesional