Educaweb

El oficio de panadero en la actualidad

04/06/16 Hostelería, turismo y restauración

El panadero es el profesional que lleva a cabo su actividad en panaderías y pastelerías. Una profesión que se encuentra en constante transformación debido a los cambios que se producen en los hábitos de los consumidores y, que más allá de preparación y venta del pan o la fabricación de pasteles, exige competencias generales muy diversas para las que hay que prepararse de forma adecuada.

El oficio de panadero

Hoy día, el panadero y pastelero debe contar con competencias técnicas que le capacitan para tareas como la recepción de las materias primas, la preelaboración y horneado de productos básicos de panadería y pastelería, la presentación de estos productos para su venta y la distribución final de éstos. Y todo ello, siendo capaz de seguir los protocolos y las normas de seguridad y de protección ambiental que garanticen la realización de un trabajo adecuado, seguro y sostenible. Asimismo, esta ocupación requiere contar con habilidades personales y sociales que tienen que ver con la atención al público, la competencia comunicativa (claridad, precisión y fluidez) y las competencias de resolución de problemas y de trabajo en equipo.

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre los beneficios de un trabajo a tu medida

 

El título profesional de panadero

En la actualidad puedes acceder al título de Técnico en panadería, repostería y Confitería de 2000 horas si has superado la Educación Secundaria Obligatoria o bien tienes más de 17 años y superas la prueba de acceso a los ciclos formativos de grado medio. Por supuesto, hay formación que complementa esta profesión aparte de la del nivel académico derivada de la familia de hostelería y turismo: estudios de pastelería, cocina o similar, carnet de elaboración de alimentos, etc.

 

La perspectiva de la profesión de panadero

Es un hecho que España es un destino turístico por sus productos gastronómicos, lo que favorece que las panaderías y las pastelerías implementen y diversifiquen sus ofertas. Pero también es evidente que el modelo familiar cambia, incrementándose la demanda de productos de este sector. Asimismo, el sector de la panadería y la pastelería exige cada vez mayor especialización a la utilización de la  maquinaria y la tecnología. Y esto redunda positivamente en la necesidad de contar con profesionales preparados que puedan afrontar las necesidades de los consumidores y de las empresas en cualquier territorio, y no solamente en el nacional.

 

Los resultados de aprendizaje

Formarte para esta profesión trae como resultado llegar a desarrollar habilidades de elaboración de productos como panes, rellenos salados para utilizarlos en otros productos de panadería, bollería, cremas y coberturas. Todo ello, aplicando las técnicas adecuadas para su obtención y las normas higiénico-sanitarias de seguridad laboral y manipulación de alimentos que previenen riesgos laborales, ambientales y alimentarios.

Asimismo, la capacidad para preparar masas de pastelería dulce y salada, confituras, jarabes, gelatinas e incluso chocolates, zumos y bebidas elaboradas. Y por supuesto, habilidades para determinar y aplicar técnicas correctas de montaje de expositores, mostradores y escaparates, junto con las bases para atender al cliente de forma eficiente y eficaz.

Por último, es importante señalar que la formación para este profesional también incluye otras operaciones auxiliares de la industria alimentaria como el control, la recepción, el envasado y el acondicionamiento de las materias primas.

 

Salidas profesionales

Los  profesionales de la panadería y pastelería pueden desempeñar sus actividades por cuenta ajena, atendiendo a particulares o formando parte de empresas especializadas dedicadas a producción, la venta y la comercialización. Es decir, trabajar como:

  1.   Auxiliar de panadería y bollería.
  2.   Auxiliar de pastelería.
  3.   Personal al servicio de establecimientos de pastelería.
  4.   Auxiliar de almacén.
  5.   Auxiliar de venta.

Asimismo, estos profesionales también pueden elegir la alternativa de emprender su propio negocio como autónomos. Un trabajo por cuenta propia que requiere de competencias y habilidades asociadas al espíritu emprendedor y que se pueden trabajar en materias como la de Empresa e Iniciativa Emprendedora que se imparte en el Ciclo Formativo de panadería, repostería y confitería. Competencias personales y sociales que determinan la iniciativa para emprender un proyecto o negocio como el de panadero, y que garantizan desarrollar habilidades indispensables para poner en marcha un negocio:

  • La creatividad y la capacidad innovadora, como facultades para ver las cosas desde diferentes puntos de vista y dar soluciones nuevas o mejoradas de las ya existentes.
  • La responsabilidad como una capacidad para desarrollar el oficio con cuidado, prestando atención y siendo consecuente con las decisiones tomadas.
  • La autoestima, entendiéndola como la valoración que hace uno de si mismo.
  • La aversión al riesgo, o la capacidad para enfrentarse a situaciones de riesgo tomando decisiones en situación de incertidumbre.
  • La tenacidad y el espíritu de superación a la hora de acometer tus ideas, proyectos o negocios.
  • El liderazgo y la gestión de equipos para llevar adelante el negocio.
  • Las habilidades comunicativas y sociales en general.

 

Guía gratuita: En busca de la felicidad laboral