Educaweb

Continúa el aumento de los contratos de formación

10/24/15 Beneficios de una buena formación

Durante el primer semestre de 2015 el número de contratos de formación firmados ha superado los 83.800. Una cifra que supone el triple respecto a los que se firmaron en 2010, que fueron 24.900.

Los contratos por formación aumentan

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre los beneficios de un trabajo a tu medida

 

Según recoge La guía de contratos del Servicio de Empleo Público Estatal, hay cuatro tipos de contratos: indefinido, temporal, para la formación y el aprendizaje y en prácticas. En este documento se recoge que “el contrato para la formación y el aprendizaje tendrá por objeto la cualificación profesional de los trabajadores en un régimen de alternancia de actividad laboral retribuida en una empresa con actividad formativa, recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo”.

La duración mínima de esta modalidad de contratación será de un año y la máxima de tres, aunque existen condiciones específicas que pueden variar estos plazos.

Esta modalidad de contratación lleva tres años consecutivos de incrementos, y respecto al mismo periodo del año anterior, la subida ha sido de un 23,7%.

Estas son algunas de las conclusiones del análisis realizado por Randstad, a partir de los datos publicados por el Servicio de Empleo Público Estatal, sobre la evolución de los contratos de formación durante los años 2010 al 2015.

El informe  revela que durante el primer semestre de 2015, del total de contratos realizados los de formación suponen un 0,98%, un porcentaje bastante superior al que se registraba en 2010 que representaba el 0,38%.

 

Perfil del contratado

El estudio también se centra en averiguar el tipo de profesional que entra en el mercado laboral a través de esta modalidad de contratación. Según sus datos, de los 83.800 contratos firmados el 64,9% han sido para profesionales con el título de educación secundaria o superior. Los trabajadores con estudios primarios o inferiores suponen el 35,1% restante.

Por tanto, parece evidente que el nivel educativo influye en los responsables de selección que ven en esta modalidad una buena oportunidad para incorporar titulados cualificados a sus compañías a los que, además, forman en las prácticas, normas y estrategias empresariales propias.

En la distribución de contratos de formación por la geografía española, todas las comunidades autónomas (salvo Cantabria) han incrementado el número de estos contratos. Sin embargo, son cuatro, La Rioja, Asturias, el País Vasco y Castilla y León, las que más destacan según el análisis de Randstad.

La Rioja ha registrado un aumento positivo del 90% y las otras tres le siguen con porcentajes superiores al 40%.

 

El contrato para la formación y el aprendizaje

Las características del contrato para la formación y el aprendizaje que lo hacen atractivo para los empresarios se centran en la edad de los trabajadores, que deben ser mayores de dieciséis años y menores de veinticinco (menores de treinta hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%).

Por otro lado, el contrato supone incentivos para las empresas cuando el beneficiario es un trabajador desempleado, inscrito como demandante de empleo. En La guía de contratos del Servicio de Empleo Público Estatal se encuentran detalladas las condiciones concretas de estos incentivos.

 

Posts relacionados:

 

 

Guía gratuita: En busca de la felicidad laboral