Educaweb

Educador social, un profesional que trabaja con colectivos vulnerables

02/11/16 Educación y formación

Si tienes interés por apoyar y ayudar a los colectivos desfavorecidos y vulnerables como discapacitados, enfermos mentales, niños o ancianos, puedes orientar tu carrera profesional hacia la educación social.

El educador social ayuda a los vulnerables

 

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre cómo escoger un centro de estudios

El educador social realiza muchas de sus funciones en instituciones vinculadas a los ayuntamientos y también en asociaciones y organizaciones de carácter privado. Su labor es ofrecer ayuda práctica, asesoramiento y apoyo emocional a personas que, por distintos motivos, son más vulnerables y atraviesan situaciones complicadas y críticas.

Para preparar tu vida profesional en este sector laboral puedes realizar el Grado en educación social. Las vías de acceso a esta formación son varias, desde cualquier modalidad de bachillerato y después de haber superado la selectividad, desde los ciclos formativos de grado superior o a través de las pruebas de acceso para mayores de 25, 40 y 45 años.

Si tienes otra formación en el ámbito educativo, puedes especializarte accediendo a un amplio número de cursos de postgrado. Entre ellos, además de los másters generales en educación social, existen programas más específicos como el máster en educación social y mediación intercultural, el programa especializado en inclusión educativa o en intervención familiar, entre otros.

Otra vía de acceso a la profesión es la  Formación Profesional, con el ciclo de grado medio de atención a las personas en situación de dependencia o el  de técnico superior en integración social.

Los objetivos de la formación superior de educadores sociales son conseguir que los estudiantes adquieran conocimientos y competencias orientadas al análisis de las bases de la educación y los procesos socioeducativos en la sociedad actual; que sepan planificar, gestionar y coordinar acciones en las distintas entidades socioeducativas; que sean capaces de desarrollar y ejecutar programas educativos adaptados a los distintos colectivos y sepan evaluar sus resultados. Asimismo, también se profundiza en el análisis de los contextos sociales y se analizan los agentes y recursos existentes para la educación social.

 

Perfil profesional

Para trabajar como educador social es importante que se reúnan unas características personales que facilitarán el desempeño de la profesión. Entre ellas destacan:

  • Saber escuchar y mostrar empatía
  • Dotes comunicativas para preguntar a las personas y transmitirles de forma clara la información
  • Ser observador
  • Capacidad analítica para evaluar las distintas situaciones y contextos
  • Saber tomar decisiones y actuar con rapidez
  • Saber mantener la calma y transmitir serenidad

Respecto a las competencias que se trabajan a lo largo de los programas formativos resaltan:

  • Capacidad de negociación
  • Dominio de la comunicación escrita y oral
  • Resiliencia, es decir, tener capacidad de adaptación frente a un agente, un estado o una situación adversa
  • Aptitudes para trabajar en equipo y coordinarse con otros departamentos e instituciones
  • Saber priorizar el trabajo
  • Conocimiento de los recursos disponibles
  • Habilidad para escuchar y aceptar sugerencias de actuaciones
  • Fortaleza emocional para afrontar situaciones duras y complicadas

 

Salidas profesionales

El educador social puede desarrollar su actividad profesional en instituciones y organismos públicos, muchas veces ligados a los ayuntamientos, pero también existen salidas laborales vinculadas a entidades privadas o asociaciones no gubernamentales.

El educador social puede formar parte de grupos especializados en protección de la infancia, niños con problemas sociales que han sido expulsados de la escuela, personas discapacitadas físicamente, personas con enfermedades mentales, con dificultades de aprendizaje o ancianos.

Una de las labores principales del educador social es establecer contacto y una relación de confianza con la persona en situación de dificultad social. De esta forma obtendrá información sobre los problemas concretos y podrá evaluar las necesidades y determinar qué ayuda es la más adecuada para cada caso.

Educador social domiciliario es una de las especialidades de estos profesionales. Sus funciones están relacionadas con la atención y ayuda a personas que no pueden vivir solas, les asesoran, les dan consejos prácticos para facilitar el día a día y les ayudan a solicitar servicios de asistencia doméstica, programas de autosuperación o ayuda para encontrar alojamiento.

Los educadores sociales sanitarios desempeñan sus funciones en los hospitales y centros de salud. Allí se encargan de ayudar a los enfermos y a los familiares. Trabajan en estrecha colaboración con médicos y psicólogos para evaluar al paciente y determinar la ayuda que necesitará al salir del hospital.

Otra rama de actividad de los educadores sociales es centrada en la educación. Aquí su labor es determinar los problemas de adaptación de un niño, el bajo rendimiento o investigar las causas del absentismo escolar, para después desarrollar y poner en marcha un plan de actuación. 

 

Posts relacionados:

 

Guía gratuita sobre técnicas de estudio