Educaweb

Educación infantil, los maestros de los más pequeños

02/10/16 Educación y formación

La educación infantil comprende la enseñanza de los niños de cero a seis años. Esta actividad educativa se suele dividir en dos etapas: de cero a tres años, que se desarrolla en las guarderías y de tres a seis años, en la llamada educación infantil impartida en las escuelas ordinarias.

Educador infantil con niños

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre cómo escoger un centro de estudios

El objetivo de la educación infantil es ayudar a los más pequeños a expresarse, a aprender cosas cotidianas, a adquirir principios básicos de conducta y convivencia social y a aprender y desarrollar distintas habilidades. Los profesionales de la educación infantil utilizan distintas técnicas y métodos de juego para abordar estas cuestiones.

Para llegar a ser un maestro de educación infantil una de las vías formativas es la Universidad, donde se puede cursar el Grado en educación infantil. Pero también puedes acceder a esta profesión cursando el ciclo formativo de Técnico superior en Educación infantil.

Para los que busquen una mayor cualificación también existen un amplio número de másters generales y otros más concretos como, por ejemplo, el Máster Universitario en Investigación e Innovación en Educación Infantil y Educación Primaria

En la etapa formativa en la universidad se abordan materias como psicología del desarrollo en la edad escolar; conocimiento de corporalidad y motricidad; desarrollo de la percepción y la expresión musical; dificultades de aprendizaje y trastornos del desarrollo; didácticas y metodologías de la lengua y de las matemáticas y desarrollo cognitivo o desarrollo socioemocional.

 

Perfil profesional

Para trabajar como maestro de niños entre cero y seis años es importante que el profesional reúna una serie de habilidades como:

  • Tener entusiasmo y energía para el trabajo con niños
  • Tener paciencia y tacto
  • Saber escuchar y saber comunicarse con claridad
  • Tener habilidad para motivar, animar e inspirar a los alumnos
  • Saber organizar y planificar
  • Saber mantener el orden y la disciplina
  • Creatividad
  • Espontaneidad y capacidad de improvisación
  • Tolerar la presión

En los distintos programas formativos se ayuda al estudiante a adquirir y desarrollar una serie de competencias necesarias para desempeñar las funciones de educador infantil. Algunas de ellas son:

  • Capacidad para la enseñanza
  • Habilidades comunicativas
  • Capacidad analítica y de síntesis
  • Aptitudes lingüísticas y numéricas
  • Capacidad de organización y estructuración
  • Manejo de situaciones de estrés
  • Capacidad para calmar y tranquilizar a los niños
  • Saber manejar situaciones de demanda de atención
  • Capacidad para comunicarse con los padres
  • Colaboración con otros profesionales y especialistas
  • Habilidades para el desarrollo de juegos
  • Habilidad para la puesta en práctica de distintas metodologías
  • Capacidades informáticas

 

Salidas profesionales

Los profesionales de la educación infantil pueden ejercer su profesión en centros públicos y privados. El acceso a los centros públicos está ligado al sistema de oposiciones que el candidato deberá superar.  

En la etapa de los cero a los tres años los maestros trabajan en guarderías. En ellas se trabaja principalmente con música, juegos e imágenes para despertar las capacidades y habilidades de los niños. En esta fase los educadores también desarrollan importantes labores de observación de los niños para después diseñar planes de actuación que estimulen y ayuden al desarrollo del niño. Con los alumnos más mayores se empiezan a trabajar los principios básicos de convivencia y se comienza a trabajar las rutinas.

Otra de las salidas profesionales de los educadores infantiles son los centros de educación infantil, que pueden estar vinculados a la escuela ordinaria,  para alumnos de tres a seis años. En este primer ciclo de educación infantil los maestros centran sus esfuerzos en contribuir al desarrollo afectivo, social, físico e intelectual de los niños. El trabajo con juegos sigue siendo fundamental, pero ahora es más estructurado, se establecen reglas que todos deben cumplir. La labor del profesor es también observar a los alumnos identificando sus puntos fuertes, sus habilidades y también sus necesidades. En el caso de que alguno requiera atención especializada derivarlo al especialista.

Los maestros de educación infantil también pueden desempeñar su profesión en instituciones y centros especiales dedicados a niños en situación de riesgo social o en centros de apoyo familiar.

Además de estas opciones laborales estos profesionales ejercen como educadores en programas o actividades de ocio y tiempo libre, como servicios de ludoteca, granjas escuela, bibliotecas o casas de cultura.  

Si eres de México, tenemos información más específica del sector en este otro post

 

Posts relacionados:

 

 

Guía gratuita sobre técnicas de estudio