Educaweb

Desarrollo personal y profesional, ¿cómo lograrlo?

02/24/16 Tener un buen perfil

Albert Einstein dijo que si continúas haciendo las cosas como siempre las has hecho, obtendrás los mismos resultados. Por eso si queremos lograr el desarrollo personal tenemos que abandonar nuestra zona de confort y seguir evolucionando, ya que nuestra actitud y lo que hacemos marcarán nuestro crecimiento como personas. Esa madurez que vamos a conseguir se extenderá a todos los ámbitos de nuestra vida, haciendo que seamos los profesionales con los que desean contar todas las empresas. De ahí que el desarrollo personal y profesional, estén íntimamente relacionados. Te mostramos de qué forma.

Capacidades para el desarrollo profesional y personal

Descarga la GUÍA GRATUITA sobre cómo conseguir un buen perfil profesional

Desarrollo personal y profesional: características personales que te ayudan a ser mejor profesional

  • Los valores. Ser una persona íntegra y honesta que se comporte de forma consecuente es, sin duda, uno de los valores principales que alguien puede aportar desde un punto de vista personal a su vida laboral. Son aspectos que están unidos y que deben reflejarse en la manera de actuar en el puesto de trabajo.
  • La humildad. La humildad es una virtud que se aprende y se ejercita a lo largo de la vida. Consiste en reconocer las propias limitaciones y reconocer la valía de los demás.
  • El optimismo. ver las cosas desde un punto de vista positivo se trasladará al ámbito laboral. Nada hay más descorazonador que trabajar junto a alguien que siempre piensa que todo va ir mal. En cambio,que la persona optimista contagia su actitud.
  • La constancia. Ser persistente y trabajar duro es fundamental para lograr los objetivos profesionales.  Quien no se rinde en ningún aspecto de su vida al final acaba conquistando la mayoría de sus metas y lo que es fundamental en el mundo laboral, contagia su actitud al resto del equipo.
  • Compromiso. La mayoría de las empresas exigen hoy un compromiso que va más allá de fichar al entrar y al salir. Se requiere considerar a la compañía como tuya y vivir sus éxitos y fracasos como si fueran personales. Si eres una persona comprometida, te será más fácil establecer vínculos con la empresa.
  • La organización. Ser organizado resulta muy útil en el ámbito laboral y en el personal. Todas las empresas valoran muy positivamente a una persona que sea capaz de planificar una serie de acciones y cumplir con lo pautado.

 

Competencias profesionales que nos llevan a mejorar el desarrollo personal

  • Iniciativa: Ser capaz de tomar decisiones, de iniciar proyectos y de impulsar acciones. Esta competencia está muy bien valorada por las empresas y además, facilita el logro de proyectos personales.
  • Liderazgo. Quien desea ser líder en el ámbito laboral tiene que desarrollar una serie de cualidades que incorporará al mismo tiempo a su vida privada, como por ejemplo a capacidad para tomar decisiones, identificar los objetivos o el gestionar equipos.
  • Gestión del trabajo. Quienes saben gestionar bien sus ocupaciones laborales serán también capaces de hacer lo propio en el ámbito personal. Una persona que aprenda a ser organizada en su trabajo extrapolará ese conocimiento a su vida privada.
  • Capacidad para las relaciones interpersonales. La comunicación y la buena disposición contribuyen a generar un buen clima laboral. Tener una actitud tolerante y abierta facilita la interacción con otras personas a nivel personal y profesional.
  • Flexibilidad. Nadie quiere un trabajador que se enroque en su postura y no se capaz de dar su brazo a torcer. La flexibilidad es vital y permite adaptarse, no solo a las condiciones de trabajo, sino también a quienes se encuentran alrededor.
  • Trabajo en equipo. Trabajar en equipo es fundamental y aprender hacerlo no tan sencillo como podemos pensar. Requiere ser humildes, saber escuchar y si es nuestro papel, mandar.

 

Consejos para mejorar el desarrollo personal y profesional

  • Autoconocimiento. Cuando te conoces como profesional te conoces como persona. Sabrás tus puntos fuertes, pero también los débiles, lo que te hará un mejor trabajador, ya que sabrás como explotar los primeros y minimizar los segundos.
  • Formación. Si queremos crecer en el mercado laboral la formación tiene que ser constante. En un mundo que evoluciona a un ritmo vertiginoso es fundamental la formación continua y el reciclaje formativo; estar creciendo a través del aprendizaje. Eso sí, debes procurar que enriquezca tu profesión y evitar dispersarte.
  • Definición de los objetivos. ¿Qué metas quieres lograr a corto y largo plazo? ¿Estos objetivos implican cambios a nivel personal? Verbaliza tus objetivos, analiza cómo lograrlos y replantéatelos si crees que no son realistas.

Todos queremos mejorar como profesionales, si pones en práctica todos los consejos que hemos visto seguro consigues un desarrollo personal y profesional pleno.

 

Posts relacionados:

 

 

Guía gratuita: Cómo conseguir un buen perfil profesional